¡Ni un solo despido en VAIT!

Luchemos por el regreso del compañero Abdel

El pasado día 9 de octubre, el compañero y miembro de la sección sindical de CSC, Abdel que trabajaba en la tienda de la calle Alcalá, 54 (Madrid), recibía la carta de despido por parte de la empresa tras cuatro años y nueve meses trabajando.

La empresa, de forma rastrera y mentirosa, esgrimía motivos organizativos y económicos para perpetrar este atropello, ocultando la verdadera naturaleza de este despido. Abdel forma parte de la sección sindical de CSC en VAIT y figura en la lista electoral y este es el único motivo por el cual han despedido al compañero.

A pocas semanas del inicio del proceso electoral, VAIT tenía que impedir a toda costa que los trabajadores se organizasen en torno a un sindicato de clase y combativo que defendiese realmente sus intereses. Por ello, ha decidido despedir a Abdel con el único fin de amedrentar al resto de trabajadores, intentado atemorizar a la plantilla e intimidando a todo aquel que quisiera organizarse para defender los derechos que legítimamente le corresponden.

Ninguna de las causas que alega la empresa posee fundamento alguno: por un lado, nos hacen creer a los trabajadores que la empresa va mal, que registra pérdidas, mientras que la dirección se dedica a ampliar el volumen de negocio, invirtiendo millones en este y otros sectores con el capital que nos expolian día tras día.

Por otro lado, sostienen causas organizativas. Mienten alegando que el volumen de trabajo en las tiendas se está reduciendo, y que por ello han de despedir al compañero. Sabemos por experiencia propia que esto no es así. En todas las tiendas existe una carga alta de trabajo que nos obliga a hacer jornadas interminables que sobrepasan nuestro horario de trabajo, a intensidades que en muchos casos derivan en el desarrollo de enfermedades crónicas que nos obligan a coger la baja.

Ninguno de los motivos que alega la empresa tiene fundamento alguno. Solo busca amedrentar a los trabajadores que se organizan y defienden sus derechos ante las constantes agresiones de la patronal, que no puede permitir una organización que escape a su control, y que por tanto vaya en contra de sus intereses.

Este es solo el principio. La dirección, a pocas semanas del inicio de la campaña electoral, ha decidido tomar esta medida para intentar amedrentar a los trabajadores, y esta represión irá en aumento, ya que intentaran a toda costa desmantelar la sección sindical de CSC, allanando el camino a Comisiones Obreras, sindicato amarillo al que ha recurrido la empresa para confluir a las próximas elecciones, representando, como no podía ser de otra forma, los intereses de la patronal. No debemos olvidar que CCOO es una empresa que vende sus “servicios sindicales” de desorganización de la plantilla a empresas como VAIT para que éstas no tengan problemas a la hora de explotar a sus trabajadores.

Ante esta brutal represión iniciada por la empresa, los trabajadores no tenemos otra opción que organizarnos y luchar por nuestros derechos, pues si no lo hacemos y caemos en el individualismo, el capital tendrá fácil aplastarnos uno a uno. Por ello, la Coordinadora Sindical de Clase anima a los trabajadores de Vait a organizarse y a luchar conjuntamente en torno a nuestro sindicato, que defenderá a toda costa la readmisión inmediata del compañero, utilizando todas las herramientas posibles.

La primera y más importante de todas las herramientas de que disponemos los trabajadores es la organización y por ello vamos a convocar movilizaciones próximamente para que todos los compañeros acudamos a la tienda de la calle Alcalá a demostrarle a la empresa que no tenemos miedo y que vamos a pelear por la readmisión del compañero Abdel como si de la nuestra se tratara.

¡Ante su represión unidad y lucha!

¡Ni un solo despido en VAIT!

¡Compañero, defiende tus derechos, organízate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *