¡Ni un muerto más en los tajos!

CSC

Un trabajador de 25 años murió el pasado viernes 26 de agosto en accidente laboral en las obras de la Línea 1 del Metro. Un obrero más que ha muerto por la irresponsabilidad empresarial. Los empresarios, con el único afán de explotar a los trabajadores y a las trabajadoras para conseguir más beneficios, no ponen las medidas de seguridad necesarias para que este tipo de accidentes no sucedan. Además, cuentan con la colaboración y complicidad de la Administración, que en este caso es la Comunidad de Madrid, no tomando las medidas necesarias para impedir estos acontecimientos cotidianos tan dramáticos y brutales para la clase obrera.

La Coordinadora Sindical de Madrid (CSM) condena este y todos los accidentes laborales, así como todas las muertes consecuencia de los mismos, y nos solidarizamos con la familia del compañero desaparecido.

Alertamos, en general, a todos los trabajadores y a todas las trabajadoras y en particular a las contratas de Metro, para que exijan que se cumplan todas las medidas de seguridad y salud. Ahora están intentando difamar al fallecido, pero el hecho es que una parte de una máquina se le ha caído en la cabeza destrozándosela y matándolo en el acto. Los trabajadores y las trabajadoras de la plantilla de Metro tenemos que solidarizarnos con la familia del trabajador, rechazando cualquier tipo de excusa que minimice la responsabilidad exclusiva del empresario y de la administración.

Basta de siniestralidad laboral. No podemos ir a trabajar con la inseguridad de no volver a casa. Día a día lo estamos viendo en Estaciones. La falta de personal, contra la que estamos peleando en este Convenio, es fundamental para minimizar los riesgos que podemos sufrir, así como los propios viajeros que cada vez viajan más inseguros ante posibles incidentes en su trayecto a sus puestos de trabajo por la falta de atención, comunicación, etc.

Desde la CSM exigimos que se apliquen las medidas de Seguridad y Salud, la evaluación de los puestos de trabajo y el funcionamiento de los comités en esta materia; así como apuntamos al gobierno de la Comunidad de Madrid como principal responsable del accidente por su política de subcontratación y su dejación en el cumplimiento de la normativa en materia de riesgos laborales en la ejecución de las obras públicas de la que es responsable.

Reiteramos nuestro apoyo a la familia y compañeros/as del trabajador fallecido que se suma a la larga lista de caídos en los tajos, que alcanza una cifra de 3 diarios en todo el estado, alrededor de 1.100 a año. Una lacra que solo salvaremos con la unidad de trabajadores y trabajadores en torno a una organización sindical que defienda los intereses de nuestra clase.

¡Ni un muerto más en los tajos!

¡Por un sindicalismo de clase!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *