Metro de Madrid: ¡Ni nos conformamos, ni nos resignamos!

En el 2013 la empresa propuso un ERE que se acordó, a finales de ese año, con la representación sindical. Un ERE de más de 600 trabajadores y una tasa de reposición cero, o lo que es lo mismo: La destrucción de puestos de trabajo y sin ninguna propuesta de movilización ni de lucha, aceptando sin más la proposición de la empresa. Además, desde entonces, han externalizado muchas actividades, que siempre son una de las consecuencias de los ERE, junto con la reducción de salario o la sobrecarga de trabajo, entre otros.

Por otro lado, la empresa ha ocultado el problema del amianto (tampoco se les exigió un trabajo consecuente contra este material y otros problemas de seguridad y salud que tenemos en Metro), teniendo dos compañeros fallecidos y otros compañeros enfermos. ¿Cómo vamos a creernos que nadie sabía nada? Un material prohibido desde el 2003 y que 16 años después no está oficialmente inventariado dónde hay y sigue apareciendo sorpresivamente. Intentan justificarse diciendo que no se puede saber si la enfermedad se originó antes de que se prohibiera su uso, lo que es una mera excusa para que se pudra el problema y paguemos las consecuencias directamente los trabajadores.

Tenemos que reaccionar y actuar ante tanta dejación y abuso empresarial y ante la pasividad y sometimiento sindical de los de siempre.
En las últimas asambleas sectoriales y en la última general oímos permanentemente los lamentos de la Parte Social de lo malos que son los políticos que ahora dirigen Metro, que les cuesta mucho hablar o convencer al Consejero, pidiendo que echásemos a la derecha en las próximas elecciones autonómicas y municipales como si esa fuese la solución a todos nuestros problemas en el puesto de trabajo… Pues nada, esperemos entonces a los resultados de las elecciones y confiemos que así sea… ¡Basta de pamplinas, excusas y justificaciones baratas!

La Coordinadora Sindical de Clase lo tenemos claro: Ante cualquiera que gobierne el sindicato tiene que ser firme, consecuente y luchador, y esa es la clave para combatir los problemas de los trabajadores y las trabajadoras. Los/as representantes sindicales están para luchar por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, para no perder lo que se ha conseguido y para conseguir mejoras en todos los aspectos (económicas, incremento de plantilla, seguridad y salud, etc.).
Desde octubre de 2016 hasta mayo de 2018 el Comité de Empresa no ha convocado ni una sola Asamblea General (más de un año y medio) y en la Asamblea que hicieron en diciembre (que avisaron la víspera para ratificar unos paros que convocaron en unas condiciones que dejan mucho que desear) les surgió de rebote (no estaba en el orden del día como propuesta del Comité aunque ahora se atribuyen la iniciativa) la convocatoria de asambleas sectoriales y una final general.
Es evidente que es necesario recuperar el sindicalismo de clase y combativo. En los avisos de los demás se puede leer que menos mal que aprobamos el ERE, que cualquiera otra cosa hubiera sido peor, o que era la opción menos mala, o que tenemos un buen convenio… Si a la CSC la empresa le pregunta ¿qué prefieres, que a los trabajadores les echemos un camión de mierda encima o dos? Nosotros respondemos que ninguno, y que no vamos a quedarnos quietos esperando a que nos los echen (otros sindicatos responden sin dudarlo que un camión sí y además que les
damos las gracias por el esfuerzo realizado en la negociación). No podemos esperar más ni seguir conformándonos.


¡CREACIÓN DE EMPLEO FIJO Y DESAMIANTADO YA!
¡POR UN SINDICALISMO DE CLASE Y COMBATIVO! ¡MOVILÍZATE Y LUCHA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *