La patronal de VAIT y del resto del sector está organizada

Al contrario que los trabajadores, la patronal de empresas pasteleras de Madrid tiene una larga historia de organización en defensa de sus intereses, así en septiembre de 2015 se crea la asociación “Pasteleros de Madrid”, nace con el objetivo de “Representar al sector en la negociación de un nuevo Convenio Colectivo en la Comunidad Autónoma de Madrid” … “Representar al sector de la pastelería  artesana (…), defendiendo sus intereses frente a los poderes públicos, asociaciones sectoriales, organizaciones sindicales, y otros agentes económicos”.

Esta nueva patronal se crea a partir de los cadáveres de 3 asociaciones que conformaban la patronal anterior, organizaciones con experiencia en el robo del dinero público.

El 25 de junio de 2015 se celebró una asamblea en la que se liquidaron estas 3 entidades: APEC (Asociación Provincial de empresarios de Confitería, Pastelería, Bollería, Heladería, Repostería y Platos Cocinados de la Comunidad Autónoma de Madrid), AEPA (Asociación Empresarial de Pastelería Artesana de la Comunidad de Madrid) y ASEMFORM (Asociación Empresarial para la Formación y el Empleo en el Sector de la Pastelería de la Comunidad de Madrid). El motivo de su liquidación fue, entre otras, la inmensa deuda con Hacienda, tras un largo proceso judicial (más de 10 años), la patronal fue condenada a pagar una cifra millonaria a la Agencia Tributaria por financiarse ilegalmente con fondos públicos. Cabe señalar que el presidente de esta patronal era Salvador Santos Campano, involucrado en el “Caso Aneri”, presunto fraude millonario en las subvenciones para cursos de formación de la Comunidad de Madrid, que aún sigue investigándose.

Santos Campano decidió no presentarse como candidato a la presidencia de la nueva patronal “Pasteleros de Madrid”; su lugar lo ocupa ahora Juan Antonio Martín Molero, dueño de las pastelerías Cala Millor y, ocupando el puesto de vocal, encontramos a Juan Carlos Valverde Sobrino. 

En su página web www.asempas.com podemos encontrar la larga lista de empresarios que conforman la directiva de esta nueva patronal.

A la vista tenemos que los empresarios, los patronos de las pastelerías de la Comunidad de Madrid están muy bien organizados.

¿Y para qué se organizan?

Como ellos mismos repiten una y otra vez, lo hacen para “representar al sector de la pastelería y defender sus intereses”, se refieren a los intereses de la patronal, claro, y consideran que el sector de la pastelería son ellos.

En esta empresa, VAIT, el dueño está organizado en una asociación de patronos para velar por sus intereses, para ver cómo puede obtener cada vez más beneficios, pues entre ellos también intercambian métodos o consejos para explotarnos más. Y le va muy bien, porque como denunciamos en la octavilla anterior, está comprando otras empresas y tiene planes de expansión internacional. Todo pagado por nosotros, con nuestro trabajo, con ese 10% de bajada de salarios que nos siguen robando, con las horas extra que no nos pagan, semanas sin librar, días libres que nos deben desde hace meses, sobrecarga de trabajo por falta de personal, con agotadoras jornadas de 12 horas que se mantienen semana tras semana, viéndose resentida incluso nuestra salud. Los horarios de estas jornadas maratonianas y brutales ni siquiera se comunican con la antelación debida, lo que denota la ineptitud de esta dirección, pues es incapaz de planificar el trabajo. Todo esto teniendo también que soportar las actitudes prepotentes y rastreras de los latigueros del patrón, encargados que no dudan en acosar, faltar al respeto con comentarios despectivos de todo tipo y denunciar a los trabajadores ante la dirección, con el miserable objetivo de lograr unas pocas prebendas vendiendo a los compañeros.

¿Y los trabajadores?

¿Cómo podemos defender los trabajadores el sector de la pastelería? nuestro sector, pues sin trabajadores no existiría tal sector. 

Los trabajadores, desde los inicios de las luchas obreras, hemos tenido una sola arma para conquistar derechos, solo una, pero es la más poderosa y es así porque los trabajadores somos más, somos la mayoría en cualquier sociedad, nuestra arma es la organización. 

Solo los trabajadores unidos y organizados pueden conquistar todos los derechos que legítimamente le corresponden. 

No permitiremos las míseras condiciones laborales que abundan en todos los sectores, que nos afectan a nosotros y a nuestros hijos, los hijos de la clase obrera; porque los hijos de la burguesía no tienen esos problemas, no hay más que ver a los propietarios de las empresas pasteleras, la inmensa mayoría son hijos e hijas de los patronos anteriores.

Es momento de plantarse ante la explotación, de parar el atropello e impedir que nos roben y se lleven beneficios a nuestra costa, a costa de agudizar la precariedad.

Debemos tomar conciencia de que los trabajadores somos todo en la empresa, generamos toda la producción, y sin nosotros no hay nada.

 

¡ANTE LAS AGRESIONES, ORGANÍZATE Y LUCHA POR LA CONQUISTA DE NUESTRAS CONDICIONES LABORALES!

Descarga y comparte el comunicado aquí

La CSC con los compañeros de VAIT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *