¡Feliz y combativo año 2018!

 

La CSC como sindicato miembro de la FSM desea un nuevo año repleto de unidad y lucha sindical. La lucha y la unidad de la clase trabajadora conforman el único camino a seguir frente a la barbarie capitalista, única responsable de las miserables condiciones laborales que sufre nuestra clase en todos los rincones del mundo. La precariedad, el paro y la explotación son el instrumento de la burguesía para preservar e incrementar aún más sus inmensos beneficios a costa de nuestro sufrimiento

Los sindicatos amarillos en todo el mundo, organizados en torno a la CSI no representan los intereses de los trabajadores, son herramientas empleadas por el capital para seguir sometiendo y expoliando a nuestra clase. Buen ejemplo de ello, son CCOO y UGT en el Estado español, sindicatos dependientes del propio Estado, que no tienen ningún reparo en arrojar a miles de trabajadores de todo el territorio al paro mediante la firma de ERES y despidos colectivos, a la vez que firman convenios sectoriales y de empresa que no hacen sino empeorar las ya miserables condiciones del pueblo trabajador

Por otro lado, es nuestra obligación como internacionalistas, mostrar nuestra solidaridad con el pueblo palestino, y otros muchos pueblos como Siria, Afganistán, Venezuela o Cuba que sufren a diario la barbarie imperialista comandada por EEUU y sus aliados. Ya sea a través de sus guerras de rapiña, o a través de la no tan palpable guerra económica EEUU y sus aliados de la OTAN perpetran en favor de sus viles intereses incontables masacres y violaciones sistemáticas de los Derechos humanos, ante el silencio de la corrompida ONU.  Frente a estas atrocidades nuestro sindicato tiene como misión dar apoyo y solidaridad a las víctimas de semejante barbarie

Por último, deseamos e incidimos en un nuevo año repleto de luchas, en donde los sindicatos de todas las partes del globo vinculados a la FSM, a través de nuestra militancia y compromiso debemos luchar por nuestros derechos laborales y sociales. Derechos que han sido arrebatos en beneficio del capital y que hemos de recuperar. Para ello el único camino es la unidad, la lucha y la resistencia. Una lucha firme en contra del oportunismo y del revisionismo, una lucha clasista que haga que el miedo cambie de bando. Siendo necesario para este fin no solo una clase obrera combativa, sino también formada en la lucha sindical. Por ello, destacamos y celebramos en este comunicado que la FSM, haya determinado 2018 como año de formación sindical. Pues trabajadores con conocimiento y combativos constituyen el rival más temible para la burguesía

 

¡Por un nuevo año repleto de luchas!

¡Frente al oportunismo del sindicalismo amarillo coherencia y unidad!

¡Frente a la barbarie capitalista resistencia y solidaridad !

¡Que viva la lucha de la clase obrera!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *