Declaración de la FSM sobre la situación en Siria y el «nuevo Medio Oriente»

El pasado 4 de julio de 2018, cesaron las negociaciones para la resolución de conflictos en el sur de Siria. Las negociaciones fueron un COMPLETO FRACASO. Al día siguiente, 5 de julio, el Consejo de Seguridad de la ONU celebra su sesión extraordinaria. ¡La hipocresía triunfa nuevamente! Todos afirman que están interesados ​​en el establecimiento de la «paz», la «democracia», las «libertades», etc. Durante 8 años, los antagonismos intraimperialistas han aumentado en el sudeste del Mediterráneo, la región del Golfo y el Medio Oriente. Los actores fuertes afirman tener su propio papel en Siria, Irak y el norte de África, Líbano, Irán, Yemen y en todas partes.

La Federación Sindical Mundial denuncia los proyectos de manipulación, esclavización y separación de empleados y pueblos según las diferencias religiosas, sectarias, raciales y nacionales. La división y segmentación de los trabajadores tiene como objetivo ocultar las causas reales de la pobreza, la explotación y las guerras. Estas causas reales son la disputa sobre el control de los recursos naturales y las rutas de transporte de energía, la adquisición de nuevos mercados, la demarcación de nuevas fronteras. Los millones de refugiados, migrantes y víctimas inocentes son el resultado de los antagonismos imperialistas.

Paralelamente a nuestra lucha contra las intervenciones imperialistas, contra las políticas de la OTAN, los Estados Unidos, la UE y sus aliados, la FSM expresa firmemente su solidaridad con las fuerzas progresistas y antiimperialistas en Turquía, Líbano, Irán, Iraq, Yemen y Jordania en su lucha por los derechos populares, laborales, sindicales y democráticos.

La firme posición y los principios de la FSM siempre han sido y serán los pueblos mismos -y no los imperialistas- quienes tienen el derecho de decidir sobre su presente y futuro libre y democráticamente.

Al mismo tiempo, aprovechamos nuestra presencia dentro de las Organizaciones Internacionales para apoyar los derechos humanos en las monarquías del Golfo, tanto para los ciudadanos de estos países como para los migrantes de los países asiáticos. Hay muchos casos en que los trabajadores migrantes en los países del Golfo no son tratados como seres humanos.

Pedimos a todos los sindicatos militantes de todo el mundo que informen a sus miembros sobre la realidad de la situación, las personas realmente responsables, al revelar la hipocresía de las Organizaciones Internacionales que regularmente siguen las mismas líneas que las de la OTAN y los imperialistas.

El secretariado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *